Venecia será la primera ciudad del mundo con entrada paga

El mundo 25 de agosto de 2021
3E5BF3A4-998B-4B7E-9F0F-54156B204E48

Para entrar en Venecia habrá que reservar y pagar a partir del próximo verano 2022.

La decisión corresponde a regular su desmedido flujo turístico: es visitada cada año por 28 millones de turistas, el doble de los que está en condiciones de recibir.

El ingreso al gran museo a cielo abierto que representan los canales de Venecia para los turistas que llegan a Italia tendrá a partir del año próximo un costo, si prospera la iniciativa de cobrar a los visitantes por ingresar a la ciudad, debido al aumento exponencial del turismo.

La idea de las autoridades con esta medida, que se postergó en dos ocasiones, es que los turistas reserven su estadía e ingresen por unos molinetes, ubicados en los principales puntos de acceso al centro histórico.

Si bien la medida, iba a comenzar a aplicarse el 1 de enero de 2022, entrará en vigor el 1 de junio, según los medios italianos, aunque en septiembre próximo comenzará a ensayarse en una zona determinada de la ciudad con los cuatro modelos de molinetes que se están probando.

54990A58-358F-4BE3-A431-AC9CDD9F8DB2

De esta manera, Venecia será la primera ciudad del mundo con entrada planificada y paga, que podría costar entre 3 y 10 euros, en función del día y de la cantidad de personas prevista.

Quedarán exceptuados los residentes en la región del Véneto, aunque no se descarta que se les obligue a reservar, y tampoco deberán pagar los niños menores de seis años, los familiares hasta el tercer grado de los residentes y los miembros de la familia de personas que viven de alquiler en el Municipio, entre otros.

La reserva se efectuará a través de un aplicación o en la web, con un código QR que servirá para pasar los lectores ópticos de los molinetes.

Esta medida se piensa adoptar luego de que en los primeros diez días de agosto llegaron personas de 136 países diferentes, la mayoría turistas extranjeros, con picos de 85.000 el 5 de agosto y 80.000 el 18, mientras que en el resto se cuantificaron entre 50 y 60.000, aunque aún lejos de las cifras anteriores a la pandemia.

La medida ya ha generado una polémica, porque muchos la consideran "inconstitucional y contraria a la legislación europea", según el concejal Marco Gasparinetti, quien considera que algo así "se podría hacer para un área limitada, como la plaza de San Marcos, pero no para una ciudad entera" y supone "la consagración de Venecia como parque temático".

banner pag web (4)

Te puede interesar