Respaldo clave de EE.UU podría destrabar el acuerdo con el FMI

Economía 25 de agosto de 2021
Wall Street ya descuenta un acuerdo.
60CA284D-69C8-4A76-86EF-8A1BFC20569B

El inminente acuerdo con el Fondo llegó a Wall Street e hizo subir las acciones de las empresas argentinas.

Ese es el rumor que circuló en los despachos más importantes. El broche final del entendimiento se lo adjudican a Martín Guzman o Sergio Massa.

Haber reducido los intereses del 4,05 al 1,05 que se le aplicaría al país, fue el principal logro de la negociación que encararon Martín Guzmán y Sergio Chodos. El ministro de Economía y el delegado del país en el organismo concentraron todos los esfuerzos en este capítulo, sabiendo desde el primer momento que la posibilidad de un acuerdo a más de 10 años era una utopía.

El gran avance de las últimas semanas, fue la aceptación de parte del ala política legislativa del oficialismo del plazo máximo para el acuerdo de Facilidades Extendidas; con la salvedad de la inclusión de una cláusula que garantice que si en el futuro estos plazos se extienden dentro del FMI, Argentina se verá automáticamente beneficiada.

Este programa pauta un plazo de refinanciación a 10 años, con los primeros cuatro de gracia. Incluye la eliminación de punitorios y sobretasas, y suma la novedad que reglamenta que si el Fondo modifica sus estatutos y habilita re financiaciones de mayor plazo, este se extendería automáticamente. La meta fiscal consensuada entre las partes es llegar al déficit cero para el año 2025.

Como consta en el informe presentado, los sectores que van a generar las divisas para pagarle al fondo son esencialmente cuatro: soja, vaca muerta, minería y el sector automotriz.

Siguiendo la lógica política albertista que llevó a la coalición actual al Gobierno, saben en Buenos Aires que “sólo con Estados Unidos no alcanza y sin los Estados unidos no se puede”.

En este caso, lograr un acuerdo con el FMI. Por eso hacia delante Okamoto y Lipton serán fundamentales. Deberán dar su voto positivo, aparentemente antes de fin de año, en el “board” del FMI. Y como este país detenta el 17% de los votos en el directorio, sólo con el apoyo de la administración de Joe Biden (expresada a través de lo que opine Lipton) y del staff administrativo del Fondo (comandado por Okamoto), se podrá aprobar el Facilidades Extendidas que busca el país.

Para esto, desde el oficialismo local también habrá que enviar a Washington una señal: que el juicio penal que el gobierno hace avanzar contra funcionarios argentinos por haber tomado el stand by en 2018 y, eventualmente, haber utilizado parte de los u$s 44.700 millones prestados para contener electoralmente el precio del dólar; no alcance a los hombres y mujeres que intervinieron en la aprobación y aplicación del crédito. Quizás sea este el último escollo.

banner pag web (4)

Te puede interesar