El viajero que inició un brote de variante Delta en Córdoba es la primera muerte confirmada en el país

Córdoba Beat 23 de agosto de 2021
El caso de esta primera víctima fatal se trata de alguien que se había negado a vacunar. Esa decisión tiene muchas más repercusiones. Además de las 45 personas positivas detectadas a partir de su contacto hubo más de mil aisladas. Se abre el debate.
BA1B6727-C42C-44BB-A580-F8E18D7557E0

El domingo se informaron 3.298 camas de terapia intensiva ocupadas por personas con coronavirus, lo que constituye el número más bajo en todo 2021. El dato, que podría haber sido motivo de celebración de la cartera sanitaria, rápidamente quedó opacado por un hito luctuoso que abre un nuevo momento de la pandemia. Ayer también se confirmó la primera muerte de una persona infectada con la variante Delta, esa que generó el colapso sanitario en India y luego disparó las últimas olas de contagios en Asia, Europa y norteamérica. Se trató del considerado “caso cero” de Córdoba, el viajero que había llegado de Perú el 29 de julio con un PCR negativo y que incumplió el aislamiento obligatorio iniciando un brote en su familia que luego se expandió hasta, al menos, 45 personas.

Portando el virus, había arribado al país procedente de Perú. Su primera escala había sido el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, sitio al que había llegado con un test negativo que se había realizado antes del vuelo, el pasado 19 de julio. Desde allí, había viajado en auto a Córdoba, con un acompañante.

El 21 de julio, el viajero se había realizado el control de seguimiento telefónico y se había programado el testeo de alta que correspondía al séptimo día, que se concretó el 26 de julio. Allí, el resultado fue positivo. Pero además se detectó que portaba la variante Delta.

A partir de allí se inició una investigación epidemiológica que sirvió para identificar que dicha persona había tenido contacto con familiares no convivientes durante el período que debió guardar aislamiento. Por ese motivo, desde el Ministerio de Salud realizaron una denuncia penal para el inicio de las acciones legales correspondientes, y para determinar la responsabilidad y posible violación de la cuarentena por parte del viajero.

El fiscal Andrés Godoy había imputado días atrás a cinco personas por los delitos de “violación de las normas sanitarias” y “propagación de una enfermedad contagiosa”, establecidas en los artículos 202 y 205 del Código Penal, que contempla penas de tres a 15 años de prisión.

Según la causa judicial, el ahora fallecido habría violado el aislamiento domiciliario que se le había impuesto, lo que habría generado un brote intrafamiliar en 35 de las 40 personas que dieron positivo de la variante Delta.

El brote de Deán Funes
Con los casos del sur capitalino controlados, el martes pasado aparecieron cuatro casos de la variante Delta en Deán Funes, una ciudad de 29 mil habitantes ubicada 120 kilómetros al norte de esta Capital. 

Fuentes del COE confiaron que “primero detectamos cuatro casos sin nexo epidemiológico con los de la Capital, eso nos llama poderosamente la atención, no conocer el origen y que no tengan relación con los del “Caso 0” que vino de Perú o con otros viajeros. Todos los casos de la variante Delta detectados en la provincia tenían como origen a gente que había llegado desde otros países. Pero en este caso, los contagiados no refieren haber estado en contacto con personas llegadas del exterior”. El pasado jueves se sumaron otros dos casos y ahora ya son 13 los infectados de este nuevo brote con la variante Delta. Además, hay 25 personas aisladas por contacto estrecho. Uno de estos nuevos casos de la variante Delta de Covid-19 del norte cordobés debió ser hospitalizado.

El primer caso detectado en Deán Funes, que para el Ministerio de Salud provincial no es el “paciente 0”, es una médica del hospital local. Los cuatro integrantes de su familia están contagiados con la variante Delta; además de una mujer que realiza tareas domésticas en la vivienda. El esposo de esta trabajadora doméstica, un obrero rural que trabaja en un campo cercano al Cerro Colorado, dio negativo a los testeos. Hay un sexto paciente con la variante Delta, que estuvo en contacto con la mujer que trabaja en la casa de la médica.   

Los equipos de Epidemiología sospechan que este brote salió de un contacto estrecho con un viajero/turista proveniente desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que podría ser el vector responsable de la llegada del virus a la zona. En esta ciudad norteña fueron vacunados con las dos dosis contra el Covid-19, seis mil personas; mientras que 22 mil recibieron la primera dosis.   

banner pag web (4)

Te puede interesar