La década perdida

Claves 02 de agosto de 2021
La esperanza de vida retrocedió a valores de hace 10 años a raíz de la pandemia de coronavirus.
4E5960AD-2446-47E7-8A84-9EE5D568ADD2

Probablemente nunca se habló tanto de la muerte como en el último año y medio de pandemia. Tanto que muchos naturalizaron el hecho de que desde abril haya más de 200 fallecimientos diarios de personas con coronavirus (la última semana hubo un promedio de 291).

El Ministerio de Salud recientemente divulgó la estimación de que en 2020 hubo un 10% de “exceso de muertes”, es decir casi 36 mil decesos más de los esperados. 2021 seguro nos dará cifras peores, porque los muertos diarios por coronavirus fueron más y porque al haber más actividad las demás causas frecuentes (accidentes de tránsito, por ejemplo) recuperaron valores históricos.

Este incremento de la mortalidad se refleja en la caída de la esperanza de vida que, desde 2019 hasta mediados de 2021 cayó 1,5 años. Si en 2019 se estimaba que un varón nacido en Argentina podía vivir en promedio 73,5 años y una mujer 79,5 años. A mediados de 2021 los cálculos dan que el varón puede vivir 71,9 años y la mujer 78,1. Hace menos de dos semanas, Estados Unidos dio a conocer un índice con valores equivalentes.

En 2020 Argentina tuvo un 10% más de personas fallecidas (36.306) que las esperadas de acuerdo a proyecciones y todas esas "muertes en exceso" pueden explicarse por la pandemia de coronavirus, según un estudio realizado por el Ministerio de Salud. 

Al analizar la información por semestre, el trabajo arrojó que entre enero y junio, "las muertes registradas por toda causa fueron un 7,9% inferior a las esperadas según períodos anteriores" en tanto que entre julio y diciembre se observó un 25,6% más de fallecimientos que lo esperado.

El estudio, denominado "Exceso de mortalidad por todas las causas en contexto de pandemia Covid-19" tuvo un doble objetivo: por un lado, cuantificar el "exceso de mortalidad", que es el total de muertes que ocurren "durante una crisis en un periodo determinado que se encuentra por encima del umbral superior de muertes esperadas según períodos anteriores". 

"Para calcular las muertes esperadas, lo que hicimos fue analizar las series correspondientes a las defunciones por todas las causas del período 2015-2019 y hacer una estimación contemplando uno de los peores escenarios", dijo Analía Rearte, directora nacional de Epidemiología e Información Estratégica del Ministerio de Salud durante la presentación del informe.

En base a este análisis, para 2020 se esperaban 342.341 fallecimientos por cualquier causa: 170.235 para el primer semestre y 176.759 para el segundo.

""Hay que aclarar que no tenemos en los datos de los registros civiles las causas de las muertes, que es un dato que se está analizando ya que los certificados de defunción todavía no se han digitalizado", indicó Rearte.

Al desagregar los datos por provincia, Jujuy y Tierra del Fuego fueron las que más exceso de mortalidad tuvieron (entre un 30 y un 103%), seguidas muy por detrás por Salta, La Rioja, Mendoza, San Juan, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires (entre un 10 y un 30%).

Por su parte, Chaco, Santa Fe, Córdoba, San Luis y San Juan tuvieron un exceso de muertes entre el 1 y el 10%, y el resto de las provincias tuvieron menos fallecimientos de los esperados.

Registro de muertes y comparación con otros países
"Lo que hicimos luego fue analizar en el SNVS las muertes asociadas a Covid-19, donde se registran tanto los fallecidos 'por' coronavirus como los 'con' coronavirus; por ejemplo, tuvimos el caso de una persona que había fallecido por una herida de bala pero tenía Covid, entonces se registra en el SNVS", explicó Sonia Tarragona, jefa de Gabinete del Ministerio de Salud.

Y continuó: "Esta forma de registrar en nuestro sistema de vigilancia fue una decisión que tomamos al principio de la pandemia con el objetivo de que no haya subregistro de las muertes por Covid-19, teniendo en cuenta la experiencia de otros países".

Al analizar entonces los datos del SNVS, en todo el año 2020 murieron en Argentina por y con Covid-19 45.568 personas, 9.262 personas más que el exceso de muertes calculadas por todas las causas; en tanto que si se contempla el segundo semestre (momento del pico de contagios), las muertes registradas por y con Covid-19 fueron 43.505, casi la totalidad de las muertes en exceso.

Al analizar ese dato por provincia, en el período más crítico de la pandemia (de julio a diciembre), Jujuy y Mendoza son las que más diferencias tienen entre el cálculo de muertes en exceso y las notificaciones por Covid-19 (entre el 40 y 70% no pueden explicarse por coronavirus); seguidas de Salta, San Juan y Córdoba (entre el 16 y el 40%); y San Luis y Ciudad de Buenos Aires (entre un 1 y un 15%).

Si bien cada país realiza el cálculo de exceso de muertes con criterios diferentes, al igual que no todos registran las muertes de personas "con" Covid-19 (y sólo contabilizan las muertes "por" coronavirus), al comparar Argentina con otros países el exceso de mortalidad es inferior al informado en países como Francia (un 12%), Chile (15%) e incluso Reino Unido (17%) y Estados Unidos (17%).

Algunos países latinoamericanos como Perú, Ecuador y Bolivia han informado una gran cantidad de muertes en exceso: 118%, 79% y 71% respectivamente.

Por otro lado, si se analizan las muertes en exceso no explicadas por Covid-19 (que en Argentina no hay), Francia, Chile y el Reino Unido también informaron que todos sus fallecidos en exceso coinciden con los muertos registrados con coronavirus; mientras que en Estados Unidos el exceso de mortalidad es 17,8% superior a los descensos por coronavirus; en Perú esta diferencia es del 63,6%, en Ecuador del 65,9% y en Bolivia del 68,3%.

Dicho de otro modo, el número de muertos en 2020 por Covid-19 en Perú representa sólo el 36,4% del exceso de muertes que, a la vez, fue un 118% más de la esperada según las estimaciones que realizó ese país.

.

banner pag web (4)

Te puede interesar