Delta en Argentina: La estrategia del gobierno ante la inminente circulación comunitaria

El País 31 de julio de 2021
4341DD4A-6F36-45EA-8FFB-3971083FA8AB

Tras los casos detectados en Córdoba y Salta, en Salud estiman que la circulación comunitaria de la variante Delta es inevitable y se dará en tres o cuatro semanas. La prioridad son los menores de 18 años con factores de riesgo y los mayores de 50 años que aún no pudieron completar su esquema de vacunación. Hay segundos componentes de Sputnik V aguardando la aprobación de Gamaleya. Además, se aceleran los estudios sobre combinación de vacunas para saber si se pueden utilizar dosis de Moderna para quienes tienen una dosis de Sputnik.

A raíz del avance de la variante Delta en el país, después de que se detectaran al menos 17 casos positivos en Córdobaoriginados por ser contacto estrecho de un pasajero que regresó de Perú y no cumplió la cuarentena correspondiente, y otro en Salta (hay 20 personadas aisladas) que rompió la burbuja, la estrategia del Gobierno pasa por acelerar la administración de vacunas a menores de 18 años con factores de riesgo y de las segundas dosis para mayores de 50, antes de que la circulación comunitaria sea un hecho.

Según estimaciones oficiales, dentro de tres o cuatro semanas la circulación comunitaria de la variante Delta será un hecho y la intención es tener al mayor porcentaje posible de personas inoculadas con esquema completo para evitar el colapso sanitario, al tratarse de una cepa altamente contagiosa.

De acuerdo a las cifras de la cartera de Salud, la vacunación promedia en las últimas semanas unos 2,5 millones de dosis cada siete días, por lo que proyectan tener 7,5 millones más de personas vacunadas para cuando Delta circule en diferentes jurisdicciones del país. 

La variante Delta ya circula en Paraguay y el sur de Brasil, por lo que el Gobierno estima que la medida de cerrar fuertemente las fronteras evitó un colapso de los centros de Salud y que la letalidad sea mayor a lo que se prevé. De ahí que la prioridad sea completar con las segundas dosis a la franja de 50 años en adelante durante agosto, tal como anunciaron días atrás las autoridades de Salud tras el último encuentro del COFESA.

La preocupación sigue siendo la ausencia de componentes 2 de la vacuna Sputnik V que hace que unos 6 millones de adultos mayores aún no puedan completar su esquema. Desde el Gobierno aseguran que hay cerca de un millón de dosis 2, de producción local, a través del laboratorio Richmond, aguardando la aprobación del Instituto Gamaleya, listas para ser aplicadas.

Si se cumplen estas expectativas, quedarían unas 3,5 millones de personas sin segunda dosis, por lo que se aceleran los estudios de combinación de vacunas y crecen las chances de que se puedan completar los esquemas con dosis de Moderna, las que queden después de ser vacunados los menores de 18 años con factores de riesgo. 

banner pag web (4)

Te puede interesar