Belgrano en rojo

Fútbol de Córdoba 30 de julio de 2021
Después del saneamiento de 2011, llegó el primer balance en “rojo” para el club de Alberdi. La Asamblea, que aún no tiene fecha, definirá o no su aprobación.
44FBBA9A-40D3-481D-8E57-E855C3476D4A

Un alerta se encendió en Belgrano. La comisión de Luis Artime comenzó a revisar el balance 2020, el último de la  directiva saliente a cargo de Jorge Franceschi y encontró que los recursos generados en 2020 no alcanzaron para cubrir los gastos corrientes.

La caída de los ingresos fue del 122%: fueron 1.851 millones de pesos en 2019 y ahora son 491 millones en 2020. La comisión saliente indicó que cerca de 85 millones de pesos quedaron en caja. Sin embargo desde la dirigencia del “Luifa” se indicó que en febrero de 2021 quedaron unos 22 millones de pesos. El dinero que figuraba al 31 de diciembre de 2020 fue utilizado para pagar “sueldos, primas de jugadores y otras deudas”, de acuerdo a un informe realizado por la Voz del Interior.

Será la asamblea general ordinaria, en la que los socios verán los números, la que dará su dictamen.

El activo del club

Cayó un 8% (unos 148 millones de pesos menos) y las principales causas de este número se da en la baja considerable en el punto “cuentas por cobrar”, que son unos 161 millones menos (24%) respecto del ejercicio 2019. Este rubro obedece a que se ejecutaron las cobranzas y el dinero se utilizó para los gastos corrientes, y al no haberse registrado ventas importantes en 2020, se produjo esta considerable disminución.

En el ejercicio 2020, la transferencia más relevante se dio en el traspaso de Bruno Amione al Hellas Verona, de Italia, que se hizo por una cifra cercana a los 154 millones de pesos brutos, de los cuales al club cordobés le quedaron 112 millones, una vez deducidos los gastos y una comisión que se pagó a un banco alemán para que efectivizara los documentos cobrados desde el club italiano.

Uno de los créditos por cobrar que figuran es contra US Citta Palermo (Italia) por los derechos económicos adeudados por la transferencia de Franco Vázquez al Sevilla de España, unos 500 mil euros (52 millones de pesos), pero de acuerdo con los informes que tiene la actual conducción, la capitalización tiene “pocas probabilidades de cobro”. De esta manera, si se decide en la actual conducción iniciar el proceso, debería destinarse una importante suma de dinero (unos 25 mil euros) para afrontar los gastos, y las chances de conseguir el monto demandado son escasas.

Futuros ingresos 

Es cierto que hay otros créditos que pueden ser cobrados en esta gestión y que pertenecen a operaciones efectuadas en el pasado. La más importante es el pase de Lucas Zelarayán desde México a los Estados Unidos, donde Tigres debería abonarles a los cordobeses 2.4 millones de dólares más intereses y es un juicio en una etapa de definición muy avanzada.

También la posibilidad de que Cristian Romero tenga una nueva transferencia habilita los derechos de formación que le dan un ingreso de dinero importante al club. Además de terminar de percibir lo que el Genoa le adeuda por su transferencia a la Juventus. Ahora, Atalanta compró la ficha del defensor en unos 16 millones de euros y eso le dejará a la “B” casi 480 mil euros, pero si es transferido nuevamente, será más dinero todavía.

Los recursos ordinarios son los ingresos por socios, TV, sponsors, venta de palcos y otros que no alcanzan para cubrir todos los gastos, por eso es necesario la “fabricación y la venta de jugadores”. Algo que es indispensable en casi todos los clubes del fútbol argentino, una plaza exportadora por naturaleza y necesidad.

Y que en el caso del Pirata, se viene sosteniendo desde hace años, y hoy el club funciona gracias a lo que recauda por ventas dadas en otros ejercicios y por residuales de cobro, aunque este año aún no se ha podido efectuar una negociación de este tipo.

 

banner pag web (4)

Te puede interesar